Publicado: 4 de Junio de 2018

Expansión.com

Actualizado: 30/05/2018 10:57 horas

Uno de los miembros de un matrimonio pueda renunciar a la devolución al hacer la declaración de la Renta para compensar los ingresos del cónyuge.

La Ley contempla la posibilidad de que uno de los miembros de un matrimonio pueda renunciar a la devolución al hacer la declaración de la Renta para compensar los ingresos del cónyuge, según el artículo 97.6 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (RIRPF) de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (LIRPF) que regula la suspensión del ingreso de la deuda tributaria y renuncia al cobro de la devolución.


Así, los contribuyentes casados y no separados legalmente que presenten dos declaraciones individuales, una con resultado a ingresar y otra a devolver, pueden solicitar la suspensión del ingreso y la renuncia al cobro de la devolución en la cuantía que permita aplicar el importe de la devolución al pago del ingreso.

El procedimiento consiste en que el cónyuge que tiene derecho a la devolución renuncia a ella (hasta el importe de la deuda a ingresar por el otro cónyuge), aplicando su importe al ingreso que correspondería realizar al otro cónyuge, que por su parte suspende cautelarmente dicho ingreso en la parte concurrente e ingresa solamente, en su caso, el exceso.

La suspensión del ingreso de la deuda tributaria deberá solicitarse por ambos cónyuges, y tendrá carácter provisional hasta tanto se reconozca por la Administración Tributaria el derecho a la devolución a favor del otro cónyuge. Si la cuota a ingresar de uno de los cónyuges fuera superior a la cuota a devolver del otro, el primero podrá fraccionar la diferencia en dos plazos del 60% y 40% conforme al procedimiento general de fraccionamiento.

*Fuente: Reaf-Regaf, el órgano especializado en fiscalidad del Consejo General de Economistas