• Renta 2017 actividad economica

    Renta 2017 actividad economica

    4 de Junio de 2018

    Expansión.com

    Actualizado: 29/05/2018 11:36 horas

    Los contribuyentes han de declarar en el IRPF cualquier actividad económica, esto es, cuando un contribuyente ordena por cuenta propia medios de producción y recursos humanos para intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios, según estipula la Agencia Tributaria.

    La actividad de arrendamiento de bienes inmuebles se califica de económica siempre que para ello cuente con un local dedicado exclusivamente a esta finalidad y además se tenga al menos una persona empleada con contrato laboral y a jornada completa.

    Existen cuatro modalidades de régimen para determinar el rendimiento de las actividades económicas, según la legislación: incompatibilidad entre regímenes, renuncia y exclusión; Estimación Directa Normal; Estimación Directa Simplificada y Estimación Objetiva. Así, se pueden dar diferentes supuestos:

    Un particular tiene un local que alquila a un profesional para el ejercicio de su actividad. ¿El alquiler es una actividad económica para el arrendador-propietario del local?

    Para que el arrendamiento de inmuebles sea considerado como actividad económica para el arrendador, éste debe contar, al menos, con una persona empleada con contrato laboral y a jornada completa. En caso contrario, la renta obtenida por el alquiler del local se considerará rendimiento de capital inmobiliario y no como actividad económica.

    Un particular tiene un bar en el que trabaja su mujer y su hijo de 17 años, ¿podría deducirse la nómina de ambos para el cálculo del rendimiento de actividades económicas (en estimación directa) de IRPF?

    Para poder deducirse ambos sueldos, el de su mujer y su hijo, deben trabajar habitualmente y con continuidad en el bar, convivir con el contribuyente -titular del negocio- y estar afiliados a la Seguridad Social con el correspondiente contrato laboral.

    Los sueldos no podrán ser superiores a los del mercado, en cuyo caso, el exceso no será gasto deducible para el contribuyente.

    Un empresario, contribuyente por IRPF, ha vendido uno de los almacenes afectos a su actividad económica, generando una plusvalía de 10.000 euros, ¿debe incluir dicha plusvalía en los rendimientos íntegros de la actividad económica?

    No, las ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de elementos patrimoniales afectos a la actividad económica no se incluyen en los rendimientos de ésta, sino que tributan como ganancias y pérdidas patrimoniales a incluir en la base del ahorro del Impuesto.

    *Fuentes: Agencia Tributaria y Reaf-Regaf


  • Renta 2018 renuncia a la devolucion a favor del conyuje

    Renta 2018 renuncia a la devolucion a favor del conyuje

    4 de Junio de 2018

    Expansión.com

    Actualizado: 30/05/2018 10:57 horas

    Uno de los miembros de un matrimonio pueda renunciar a la devolución al hacer la declaración de la Renta para compensar los ingresos del cónyuge.

    La Ley contempla la posibilidad de que uno de los miembros de un matrimonio pueda renunciar a la devolución al hacer la declaración de la Renta para compensar los ingresos del cónyuge, según el artículo 97.6 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (RIRPF) de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (LIRPF) que regula la suspensión del ingreso de la deuda tributaria y renuncia al cobro de la devolución.


    Así, los contribuyentes casados y no separados legalmente que presenten dos declaraciones individuales, una con resultado a ingresar y otra a devolver, pueden solicitar la suspensión del ingreso y la renuncia al cobro de la devolución en la cuantía que permita aplicar el importe de la devolución al pago del ingreso.

    El procedimiento consiste en que el cónyuge que tiene derecho a la devolución renuncia a ella (hasta el importe de la deuda a ingresar por el otro cónyuge), aplicando su importe al ingreso que correspondería realizar al otro cónyuge, que por su parte suspende cautelarmente dicho ingreso en la parte concurrente e ingresa solamente, en su caso, el exceso.

    La suspensión del ingreso de la deuda tributaria deberá solicitarse por ambos cónyuges, y tendrá carácter provisional hasta tanto se reconozca por la Administración Tributaria el derecho a la devolución a favor del otro cónyuge. Si la cuota a ingresar de uno de los cónyuges fuera superior a la cuota a devolver del otro, el primero podrá fraccionar la diferencia en dos plazos del 60% y 40% conforme al procedimiento general de fraccionamiento.

    *Fuente: Reaf-Regaf, el órgano especializado en fiscalidad del Consejo General de Economistas


  • RENTA 2016

    RENTA 2016

    1 de Mayo de 2017

    Renta 2016: ¿Necesito un asesor fiscal?

    Presentar la declaración de la renta a través del programa Padre ya no será posible. El adiós del tradicional programa para hacer la declaración es la principal novedad de la campaña que empieza el próximo 5 de abril. Le sustituye el sistema Renta Web, que empezó su andadura el año pasado sin estar disponible para las rentas de actividades económicas. En esta edición se amplía a todos los contribuyentes.

    El antiguo programa informático, que era indispensable para desentrañar las situaciones fiscales más complejas y requería una actualización cada año, será suplantado definitivamente por una plataforma que le ofrece una propuesta de declaración por vía telemática. Esta herramienta recopila todos los datos personales y fiscales en manos de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) y permite actualizarlos en caso de error u omisión de algún dato. Aunque cada año se intenta simplificar la tramitación de las declaraciones, siempre surge la pregunta: ¿Existen situaciones en las que resulta ventajoso recurrir a un asesor fiscal?

    Cita con la Agencia Tributaria

    La declaración para liquidar el impuesto sobre la renta (IRPF) se puede presentar personalmente desde el 11 de mayo hasta el 26 de junio en entidades colaboradoras, comunidades autónomas y oficinas de la AEAT, si el resultado es a ingresar con domiciliación en cuenta bancaria; o hasta el 30 de junio en los demás casos.

    Quien no quiera o no pueda utilizar el sistema Renta Web, que estará disponible desde el 5 de abril, puede pedir cita para solicitar ayuda presencial en una de las oficinas de la AEAT de la comunidad autónoma en la que resida a partir del 4 de mayo y hasta el 29 de junio, según un calendario provisional que manejan los expertos. Sin embargo, desde la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf) recuerdan que “basándonos en los criterios publicados en campañas anteriores, solo podrán ser atendidos en el servicio de cita previa los contribuyentes con rentas del trabajo inferiores a 65.000 euros brutos anuales o rentas del capital mobiliario inferiores a 15.000 euros brutos anuales”.

    Los que ejerzan actividades económicas en régimen de estimación directa, o hayan realizado más de dos transmisiones patrimoniales, o tengan más de un inmueble arrendado, tampoco podrán acudir a la cita previa. Quedan excluidos de este servicio los contribuyentes que tienen rentas derivadas de regímenes especiales, salvo las rentas derivadas de entidades en régimen de atribución de rentas e imputaciones de rentas inmobiliarias, y los que están obligados a declarar por el impuesto sobre Patrimonio.

    Actividades económicas

    Los agentes tributarios, en definitiva, solo atenderán los casos más sencillos, que suelen ser las rentas del trabajo, puesto que prácticamente solo requieren un certificado de retenciones del IRPF, intereses y poco más, según la portavoz de la Asociación Española de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (Asefiget), María Dolores Ortega. Algo que se puede despachar en unos 15 o 20 minutos.

    Por el contrario, los autónomos tienen que reflejar en la declaración de renta los gastos y los ingresos del ejercicio del año pasado a través de un balance abreviado. “Son datos que no se pueden extraer de ningún tipo de borrador de la Agencia Tributaria, porque se llevan en la contabilidad de cada autónomo”, explica Ortega. Esto supondría dedicarle un tiempo del que los agentes tributarios no disponen.

    Ganancias patrimoniales

    El borrador de la AEAT se basa únicamente en los datos a los que la agencia tiene acceso: catastro, rendimientos del trabajo, de intereses bancarios, y retenciones de profesionales y por alquileres. Todo lo que no se encuentre en la base de datos de la Agencia Tributaria, como por ejemplo una ganancia patrimonial, tiene que ser declarado por el propio contribuyente, pero “requiere un estudio muy especializado y un conocimiento bastante más amplio del que tienen los agentes”.

    Situaciones familiares e inversores

    En el caso de una persona que está divorciada, habrá que aclarar qué tipo de pensión compensatoria pasa al ex cónyuge, señala Ortega, así como si está pagando un alquiler de una vivienda habitual y también una hipoteca, con el objetivo de determinar las deducciones que le correspondan y que suelen escaparse al filtro de la AEAT. “Tampoco ahondan en la compraventa de productos financieros”, afirma, “o en la posibilidad de compensar las pérdidas de ejercicios anteriores con los beneficios del último, en determinados casos”.

    Otras situaciones que dan derecho a deducciones de las que muchos contribuyentes no suelen estar avisados, según la portavoz de Asefiget, son la reforma de las viviendas ocupadas por minusválidos y los gastos para la educación, como por ejemplo la compra de uniformes o la contratación de clases de idiomas.

    Una mirada global al ejercicio fiscal

    Más allá de los contribuyentes que no tienen acceso al servicio de ayuda de la AEAT para confeccionar su declaración, y para los que es necesario acudir a un asesor fiscal, las recomendaciones de un profesional pueden ser útil a la hora de recordar determinadas deducciones y otros beneficios fiscales que varían según la situación personal concreta o del lugar en el que se reside. “Por ejemplo, la deducción por alquiler sigue vigente en algunas Comunidades Autónomas, con requisitos distintos en cada una de ellas”, señalan desde la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf). “Teniendo en cuenta que la normativa que regula el IRPF es cada vez más compleja, en muchos casos también es necesario contar con la asistencia de un experto que no sólo conozca la norma, sino también los últimos criterios interpretativos sobre la misma de la propia Administración y de los Tribunales”, subrayan.

    Si “en Hacienda van a lo básico”, el asesor fiscal “mira globalmente la situación tributaria del contribuyente, resaltando lo que haya podido surgirle durante el ejercicio fiscal”, dice María Dolores Ortega, portavoz de la Asociación Española de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (Asefiget). A lo largo de una entrevista con su cliente, no solo se asegurará de que tribute en la Comunidad Autónoma en la que ha estado residiendo, en el caso de que se haya mudado, sino que “buscará la manera, dentro de la legalidad, de que pague la menor cantidad posible de impuestos, acogiéndose a todas las deducciones y bonificaciones a la que tenga derecho”. Por ello, cobrará desde 40 euros hasta 200 o 300 euros, “en función de la complejidad de la declaración que tiene que elaborar”.

    EL PAIS

  • Actividades profesionales exentas de tributar el IVA

    Actividades profesionales exentas de tributar el IVA

    28 de Octubre de 2016

    El IVA es un impuesto que forma parte de nuestro consumo diario de bienes y servicios. El autónomo y la pyme son los encargados de recaudar este gravamen indirecto cuando venden sus productos o servicios a terceros, incluyendo el IVA repercutido en sus facturas, que posteriormente deben pagar a hacienda en sus declaraciones trimestrales de IVA. Sin embargo existen una serie de actividades profesionales que están,por ley, exentas de la tributación del impuesto.

    1.¿Actividad exenta o no sujeta?

    En ocasiones tendemos a confundir fácilmente la terminología fiscal. En el tema que tratamos es importante diferenciar entre un servicio exento de IVA y no sujeto a IVA. Aunque en ambos supuestos el impuesto no debe pagarse los motivos son bien diferentes.

    Un producto o servicio no está sujeto al impuesto cuando éste no se puede aplicar a la operación que se realiza. Por ejemplo, el alquiler de una vivienda entre particular y cliente no estará sujeta a IVA ya que este tributo se da cuando interviene un profesional, autónomo o empresario, ofertando su producto o servicio.

    ¿Y en qué casos estará exenta una operación o actividad profesional? En aquellas actividades en que el servicio sí esté sujeto al ámbito de aplicación del IVA pero la propia legislación o normativa lo exima del pago. Se trata, por tanto, de un beneficio fiscal pero hay que tener muy en cuenta que aunque los profesionales no puedan cargar el IVA en la facturas sí lo soportan en la adquisición de los productos necesarios para comercializar los propios.

    2.Actividades exentas de IVA

    Servicios de correos y postales

    El servicio postal genérico, y no la mensajería personalizada, queda exento de tributar el IVA. En este apartado se incluyen también las entregas de sellos y efectos timbrados siempre y cuando el importe no sobrepase el valor de su emisión.

    Servicios educativos, de enseñanza y formación

    Si te dedicas a la docencia particular, por ejemplo, tampoco tienes obligación de cobrar IVA a tus clientes. Según la ley del IVA, la formación de cualquier nivel académico, e impartida tanto en centros públicos como privados siguiendo los planes de estudios del Ministerio de Educación, también está exenta del impuesto.

    Servicios sanitarios

    La asistencia o atención ejercida por médicos y profesionales del sector sanitario con titulación oficial junto a los servicios de hospitalización, diagnóstico, prevención y tratamiento de enfermedades no tributan el IVA.

    Cabe indicar como excepción los servicios de cirugía estética, acupuntura, naturopatía, mesoterapia y digitopuntura por no estar considerados oficialmente como profesiones médicas.

    Servicios artísticos

    En este apartado se incluyen aquellas servicios profesionales que ofrecen escritores, artistas plásticos, dibujantes, literatos y todos aquellos cuya actividad esté sujeta y se comercialice por derechos de autor.  Es el caso también de las colaboraciones periodísticas con medios impresos y de carácter periódico. Por tanto, la ley deja fuera de la exención los trabajos para medios online.

    Servicios inmobiliarios

    También los arrendamiento de viviendas y entrega de terrenos rústicos y no edificables, así como segunda y ulteriores entregas de edificaciones carecen de la obligación de tributar el IVA.

    Seguros y mediación financiera

    Tanto las operaciones relacionadas con la contratación y prestación de seguros, reaseguros y capitalización así como los servicios de mediación dirigidos a personas físicas en ejercicios financieros están exentas de IVA.

    3. Facturas exentas de IVA

    Probablemente te dediques a la realización de algunos servicios o actividades exentos de IVA. ¿Cómo debes entonces facturarlo? Puedes emitir facturas exentas de IVA en la que tendrás que especificar mediante reseña la exención del impuesto en virtud del artículo 20 de la ley de IVA.

    Además, debes recordar que el hecho de que tu actividad esté exenta de IVA no significa que no debas aplicar retenciones por IRPF en las facturas y por supuesto estar dado de alta en Hacienda y la declaración censal del IAE (modelo 036).

    Articulo publicado por Marina Rivero en Infoautonomo





  • Transformacion digital de las empresas

    Transformacion digital de las empresas

    28 de Octubre de 2016

    Estamos en un período de grandes cambios en el ecosistema empresarial. Y, aunque duela aceptarlo, si no somos capaces de adaptarnos a ellos en solo unos años tendremos que bajar la persiana. No importa si eres un solo autónomo, una pyme o una gran compañía: la transformación digital afecta a todas las empresas.

    Pero ¿por qué es tan importante dar ese salto tecnológico? Piensa en ti, por un momento, como consumidor y no como empresario. Recuerda cómo organizabas tus viajes hace una década y cómo lo haces ahora, cómo te informabas de la actualidad, cómo mantenías el contacto con tus viejos conocidos o cómo comprabas. Ahora seguramente en todas esas acciones Internet se habrá convertido en una herramienta casi imprescindible.

    Vuelve a pensar en el empresario que eres. Si tus clientes están cambiando su forma de vida e integran las tecnologías en los hábitos de consumo, ¿no crees que hacer la transformación digital en tu negocio es prácticamente obligatorio?  No hablo de un futuro lejano, ni cercano si quiera. Afrontar este cambio es una cuestión del presente. De hecho, ya hay más de 3000 millones de personas en el mundo que utilizan Internet y unos 7000 millones de dispositivos conectados.

    La transformación digital es más que tecnología

    Lo que hay que tener claro es de qué hablamos cuando hablamos de transformación digital. Por error, muchos creen que se trata simplemente de una adaptación tecnológica y se conforman con crear un comercio electrónico o una abrir una cuenta en las redes sociales. Sin embargo, el reto es mucho mayor que eso. La transformación digital debe entenderse como una nueva revolución industrial.

    Antes de nada, debes ser consciente de la posición en la que se encuentra tu empresa y su sector. ¿Qué futuro os espera? Es conveniente que investigues todo lo necesario para poder crear una estrategia a medio plazo. Quizá tu modelo negocio se esté agotando y es posible que tengas que empezar de cero.

    En cualquier caso, la transformación digital es un cambio en todos los aspectos de una empresa: desde la organización hasta las técnicas de venta. Es una revolución que, efectivamente, implica el uso de más tecnología, pero también una nueva mentalidad y plan de negocio. Tener una estrategia bien definida es fundamental para abordar este salto.

    ¿Hacia dónde vamos?

    Como decía, cada sector tiene unas implicaciones diferentes. No obstante, en general, hay algunas tendencias muy claras que se observan en todo el ecosistema empresarial:

    Más servicios que productos

    Cada vez estamos más interesados en compartir que en poseer. El avance de la economía colaborativa ha llevado a los consumidores a comprar servicios, en lugar de productos. Un buen ejemplo, son empresas como Ubber, Blablacar o Airbnb, que crecen a rápidamente.

    Boom de los datos

    Los productos inteligentes se están multiplicando. Se calcula que en 2020 habrá 20000 millones de dispositivos conectados. Este Internet de las Cosas (IoT) se plantea como un buen mercado para emprender o iniciar la transformación digital. Sin embargo, lo más interesante son los datos que nos permitirán obtener esos productos inteligentes.

    La huella que dejamos los consumidores cada vez que utilizamos alguno de estos dispositivos es muy valiosa. Esa información masiva afecta a los negocios de dos formas distintas. Por un lado, ya supone una gran fuente ingresos para las compañías que venden estos datos a las empresas interesadas. Y, por otro lado, como la información es poder, los negocios que cuentan con esos datos tienen más capacidad para mejorar sus servicios o productos exactamente del modo en el que lo demanda el cliente. Es decir, que el llamado Big Data aporta un alto valor competitivo.

    Omnicanalidad

    Como consumidor sabes bien que ya no es suficiente con tener una web o una página en Facebook. Las empresas tienen que estar presentes y disponibles a través de todos los canales para que pueden establecer relaciones  bidireccionales con sus clientes de una forma sencilla.

    Integración de la cadena de valor

    La transformación digital implica el control total del producto: desde su fabricación hasta que llega a las manos del consumidor. Con la tecnología todo el proceso va a ser -ya es lo es en muchos casos- trazable en tiempo real, sin importar cuántos intermediarios haya de por medio.

    Es decir, la compañía podrá seguir “el viaje” que hace un determinado artículo, de modo que sea posible planificar perfectamente la fabricación necesaria, la logística y la distribución. ¿Qué se consigue con esto? Un mejor control del stock y un servicio al consumidor final mucho más preciso, con lo que se reducen los costes económicos y se amplían las posibilidades de venta.

    Innovación

    En esta “revolución industrial”, los pequeños empresarios se enfrentan a las grandes compañías casi en igualdad de condiciones. ¿El secreto para competir? La innovación y una buena dosis de tecnología.

    Articulo publicado por Nuria Molina en Infoautonomos


  • Nuevos sujetos obligados a relacionarse electronicamente con la Agencia Tributaria

    Nuevos sujetos obligados a relacionarse electronicamente con la Agencia Tributaria

    28 de Octubre de 2016

    El 2 de octubre de 2016 es la fecha de entrada en vigor de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

    Esta ley obliga, entre otros, a las personas jurídicas y a las entidades sin personalidad jurídica a relacionarse electrónicamente con las Administraciones Públicas. Entre las entidades sin personalidad jurídica se incluyen las comunidades de bienes, las herencias yacentes y las comunidades de propietarios.

    Esta relación electrónica comprende tanto las notificaciones como la presentación de documentos y solicitudes a través de registro.

    La presentación de declaraciones y autoliquidaciones se continuará haciendo como hasta ahora, por no estar afectada por la Ley 39/2015.

    Las presentaciones de documentos y solicitudes dirigidos a la Agencia Tributaria deben realizarse obligatoriamente a través del registro electrónico (www.agenciatributaria.gob.es).

    En el ámbito aduanero, todos los operadores económicos (personas físicas o jurídicas que se relacionan con la Administración para la aplicación de la legislación aduanera en el desarrollo de una actividad profesional) deben efectuar la presentación de los documentos y solicitudes previstos en la legislación aduanera obligatoriamente a través del registro electrónico (www.agenciatributaria.gob.es), excluyéndose únicamente las excepciones establecidas en el Código Aduanero de la Unión y en los Reglamentos que lo desarrollan.

    El incumplimiento de esta obligación puede ser constitutivo de la infracción tributaria prevista en el artículo 199 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, que establece la imposición de una sanción consistente en multa pecuniaria fija de 250 euros.

    Se excluyen de esta obligación de presentación por vía electrónica las excepciones previstas en el resto de la normativa vigente que obligan a la presentación en papel o soporte físico (originales de avales, documentos notariales, judiciales, etc.).

    Noticia publicada por la Agencia Tributaria


  • Pagos en especie exentos en la renta de 2015

    Pagos en especie exentos en la renta de 2015

    21 de Junio de 2016

    Hay determinadas rentas en especie por las que los trabajadores no deben pagar IRPF en la declaración de la Renta 2015. A continuación, todos los detalles.

    La Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf) explica que existen rentas que no tienen la consideración de retribuciones en especie y, por tanto, no tributan ni existe obligación de efectuar ingreso a cuenta. Este es el caso de las siguientes rentas:

    a) Las cantidades destinadas a la actualización, capacitación o reciclaje del personal empleado, cuando vengan exigidos por el desarrollo de sus actividades o las características de los puestos de trabajo.

    b) Las primas o cuotas satisfechas por la empresa en virtud de contrato de seguro de accidente laboral o de responsabilidad civil del trabajador.

    c) Las entregas a empleados de productos a precios rebajados que se realicen en cantinas o comedores de empresa o economatos de carácter social, entre los que se encuentran las fórmulas indirectas de prestación del servicio cuya cuantía no supere la cantidad que reglamentariamente se determine.

    d) La utilización de los bienes destinados a los servicios sociales y culturales del personal empleado.

    e) Las primas o cuotas satisfechas a entidades aseguradoras para la cobertura de enfermedad, cuando dicha cobertura alcance al propio trabajador, así como a su cónyuge y descendientes y cuando las primas o cuotas satisfechas no excedan de 500 euros anuales por cada una de dichas personas, constituyendo retribución en especie el exceso.

    f) La prestación del servicio de enseñanza (educación preescolar, infantil, primaria, secundaria obligatoria, bachillerato y formación profesional) por centros educativos autorizados, a los hijos de sus empleados, con carácter gratuito o por precio inferior al normal de mercado.

    g) Las cantidades satisfechas a las entidades encargadas de prestar el servicio público de transporte colectivo de viajeros con la finalidad de favorecer el desplazamiento de los empleados entre su lugar de residencia y el centro de trabajo, con el límite de 1.500 euros anuales para cada trabajador, así como las fórmulas indirectas de pago.

    h) La entrega a los trabajadores en activo, de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado, de acciones o participaciones de la propia empresa o de otras empresas del grupo de sociedades, en la parte que no exceda, para el conjunto de las entregadas a cada trabajador, de 12.000 euros anuales, siempre que la oferta se realice en las mismas condiciones para todos los trabajadores de la empresa, grupo o subgrupos de empresa.

    Expansion.com



  • Ayuda familiar para desempleados

    Ayuda familiar para desempleados

    23 de Mayo de 2016

    AYUDA FAMILIAR PARA DESEMPLEADOS

    Recientemente el Gobierno anunció y así quedó publicado en el BOE el 6 de mayo, que prolongaba un año más el Programa de Activación para el Empleo (PAE), una ayuda económica para aquellos desempleados de larga duración, por lo que podrá ser solicitada hasta el 15 de abril de 2017.

    En España y según los últimos datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el total de parados registrados en las Oficinas de los Servicios Públicos de Empleo en abril es de 4.011.171 personas. Buenas noticias para aquellos desempleados que cumpliendo los requisitos aún no se hayan podido beneficiar de la ayuda. El importe de la misma es de 426 euros mensuales durante un periodo de 6 meses, y tal y como indican desde el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal), es decir, la cuantía corresponde “al 80% del indicador de rentas de efectos múltiples mensual vigente en cada momento”.

    • ¿Qué requisitos hay que cumplir?

    Pero como en toda ayuda, hay que reunir unos requerimientos para poder ser candidato y beneficiario, y en esta ocasión no son pocos.

    Será necesario que hayan pasado seis meses como mínimo desde el momento en el que al solicitante se le hayan agotado el tercer derecho a la ayuda RAI (Renta Activa de Inserción), el Programa Temporal de Protección por Desempleo e Inserción (PRODI) o el Programa de Recualificación Temporal de las Personas que Agoten su Protección por Desempleo (PREPARA). En caso de haber percibido una prestación o subsidio por desempleo, también han de haber pasado 6 meses.

    Otro requisito a cumplir es el de estar inscrito como demandante de empleo en el Servicio Público de Empleo competente con fecha 1 de diciembre de 2014 o a 1 de abril de 2016. Es importante saber que este requisito no se incumple cuando en algunas de esas fechas se haya llevado a cabo un trabajo por cuenta ajena siempre que éste haya sido por un tiempo inferior a 90 días.

    El solicitante deberá haber estado inscrito como demandante de empleo durante 360 días en el periodo de los dieciocho meses anteriores a la solicitud de la ayuda. Además el solicitante deberá de carecer de rentas y disponer de responsabilidades familiares –cónyuge o algún hijo menor de 26 años o mayor si es discapacitado y que carezca de ingresos mensuales mayores a 491,40 euros-.

    Tal y como se puede leer en la hoja informativa del programa, nadie que tenga derecho a cualquier prestación o subsidio o que sea beneficiario de una renta mínima, salario social o cualquier ayuda análoga podrá acogerse al PAE.

    • Condiciones para la activación y mantenimiento en el programa

    Pero los requisitos no solo son previos a la solicitud, sino que también se necesitan cumplir otros para que el programa se active y se mantenga. En este caso, el solicitante deberá cumplir tres: Establecer un compromiso de actividad por lo que el solicitante se compromete a realizar distintas actuaciones que favorezcan su inserción laboral. En segundo lugar, acreditar que ha hecho al menos tres acciones de búsqueda activa de empleo en un mes a partir de que se solicita la ayuda y que así lo recoja el Servicio Público de Empleo Estatal. Y por último, deberá participar en aquellas actividades de mejora de empleabilidad y búsqueda de empleo que le hayan sido asignadas por los Servicios Públicos de Empleo.

    • Dónde pedirla y documentación necesaria para solicitarla

    Esta ayuda podrá solicitarse hasta el 15 de abril de 2017, y podrá hacerse de tres maneras, a través de la oficina de prestaciones (necesario cita previa), en cualquier oficina de registro público o bien por correo administrativo.

    Para solicitar la ayuda hay que contar con determinada documentación, en primer lugar y como no podía ser de otra manera, el modelo oficial de solicitud, acompañado del documento de identificación del solicitante, un documento bancario en el que figure el número de cuenta del solicitante, formulario de declaración de búsqueda de empleo activa y solo en caso de necesitarlo la entidad gestora, será necesario un justificante acreditando que el solicitante reúne todos los requisitos para acceder al programa.

    CincoDias | Gracias por la lectura





  • Renta 2015, declaracion individual o conjunta

    Renta 2015, declaracion individual o conjunta

    16 de Mayo de 2016

    ¿ Es mejor declaración individual o conjunta, en la Renta 2015?

    Con carácter general, la declaración del IRPF se presenta de forma individual. No obstante, las personas integradas en una unidad familiar pueden optar por declarar de forma conjunta.

    Según explica la Agencia tributaria, la tributación conjunta vincula a todos los miembros de la unidad familiar; si uno cualquiera de los miembros de la unidad familiar presenta declaración individual, los restantes miembros deberán utilizar este mismo régimen tributario, siempre que todos sus miembros sean contribuyentes por este impuesto.

    La tributación conjunta interesa cuando uno de los dos cónyuges no trabaja o tiene rentas muy bajas o en las familias monoparentales cuando los hijos a cargo no tienen rentas.

    Hay dos modalidades de unidad familiar a efectos de IRPF

    -En caso de matrimonio, es unidad familiar la integrada por los cónyuges no separados legalmente y, si los hubiere:

    Los hijos menores de 18 años durante el periodo impositivo, con excepción de los que, con el consentimiento de los padres, vivan independientemente de estos, así como los hijos mayores de edad incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada.

    -En ausencia de matrimonio o en los casos de separación legal:

    Es unidad familiar la formada por el padre o la madre y la totalidad de los hijos que convivan con uno u otra y reúnan los requisitos señalados para la modalidad anterior.

    Cualquier otra agrupación familiar distinta de estas, no es unidad familiar a efectos del IRPF ni nadie puede formar parte de dos unidades familiares al mismo tiempo.

    En las parejas de hecho, solo uno de sus miembros (padre o madre) puede formar unidad familiar con los hijos que reúnan los requisitos anteriormente comentados y, en consecuencia, optar por la tributación conjunta, y el otro miembro de la pareja debe declarar de forma individual. El mismo criterio es aplicable en los casos de separación o divorcio con guardia y custodia compartida.

    Una vez ejercitada la opción por tributar de forma individual o conjunta, no es posible modificarla presentando nuevas declaraciones, salvo que estas se presenten dentro del plazo voluntario de presentación de declaraciones. Finalizado dicho plazo no podrá cambiarse la opción de tributación para ese período impositivo. Así, la declaración conjunta en un ejercicio, por ejemplo 2013, no obliga a tener que declarar también conjuntamente en 2014; del mismo modo, la declaración conjunta en 2014 no vinculará para el ejercicio 2015.

    Reducciones por tributación conjunta

    La cuantía del mínimo por contribuyente será de 5.550 euros anuales, con independencia del número de miembros integrados en la unidad familiar. No obstante, para la cuantificación por edad y discapacidad se tendrán en cuenta las circunstancias personales de cada uno de los cónyuges. Éstas cuantías no se aplicarán por hijos, con independencia de la aplicación de mínimos por descendientes y por discapacidad.

    Se establece una reducción en la base imponible de 3.400 euros anuales por tributación conjunta en la modalidad de unidad familiar compuesta por matrimonios no separados legalmente.

    En el caso de unidades familiares compuestas por el padre o madre no casado, viudo o separado legalmente con los hijos menores, o mayores incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada, que convivan con él o con ella, se establece una reducción de 2.150 euros anuales. No se aplicará esta reducción cuando el contribuyente conviva con el padre o la madre de alguno de los hijos que forman parte de su unidad familiar.

    Los límites de la obligación de declarar son los mismos en tributación individual y conjunta. Por lo tanto, si se opta por tributación conjunta, deben incluirse en la declaración todas las rentas de los miembros de la unidad familiar, con independencia de que individualmente resulten o no obligados a presentar declaración.

    Características de la tributación conjunta

    El régimen de tributación conjunta presenta las siguientes características generales:

    -Para determinar la existencia o no de la obligación de declarar, el importe de las rentas, la base imponible y liquidable y la deuda tributaria, se aplicarán, con carácter general, las reglas de tributación individual, sin que proceda (excepto en las reglas especiales comentadas a continuación) la elevación o multiplicación de los importes o límites en función del número de miembros de la unidad familiar.

    -Las rentas de cualquier tipo obtenidas por todos y cada uno de los miembros de la unidad familiar se someterán a gravamen acumuladamente.

    -Todos los miembros de la unidad familiar quedarán sometidos al impuesto conjunta y solidariamente, de forma que la deuda tributaria, resultante de la declaración o descubierta por la Administración, podrá ser exigida en su totalidad a cualquiera de ellos.

    -Se aplica las mismas escalas de gravamen (general y autonómica o complementaria) que para la tributación individual.

    Salvo en los casos expresamente previstos en la normativa del impuesto, la declaración conjunta no supone la ampliación de ninguno de los límites que afectan a determinadas partidas deducibles.

    Las partidas negativas de períodos anteriores no compensadas por los contribuyentes componentes de la unidad familiar pueden compensarse con arreglo a las normas generales del impuesto, con independencia de que provengan de una declaración anterior individual o conjunta.

    Las partidas negativas determinadas en tributación conjunta serán compensables, en caso de tributación individual posterior, exclusivamente por aquellos contribuyentes a quienes correspondan, de acuerdo con las reglas sobre individualización de rentas contenidas en la Ley del impuesto.

    Los límites máximos de reducción previstos por aportaciones a los distintos sistemas de previsión social serán aplicados individualmente por cada mutualista o partícipe integrado en la unidad familiar.

     Expansion.com  12-05-2016